Saltar al contenido
Portada » Blog » Las relaciones de mis hijos adolescentes

Las relaciones de mis hijos adolescentes

A menudo llegan a consulta personas preocupadas por las relaciones de sus familiares. De sus hijos, cuando son adolescentes, o incluso de sus padres, si están divorciados.

En la vida de nuestros hijos, llega un momento en el que comienzan a formar relaciones románticas y a encontrar a alguien especial con quien compartir su tiempo y su afecto. Verlos enamorados y construyendo relaciones de pareja puede ser una buena experiencia, pero también plantea  preocupaciones. En general, tendemos a pensar que lo que no es bueno para nosotros, tampoco lo es para nuestros seres queridos.

¿Es natural preocuparnos?

Como padres, es natural que nos preocupemos por las personas con las que nuestros hijos adolescentes eligen estar. Pero la preocupación debe llegar hasta cierto punto, ya que cada persona elige con quién quiere pasar su propio tiempo, independientemente de los gustos de su padre o madre. Es sano y natural que elijan vivir sus propias experiencias. Es la mejor forma de aprender.

Los padres pueden desempeñar un papel importante fomentando la comunicación con los hijos, pero a veces esto no es posible. Escuchar sin juzgar,  ofrecer consejos y orientación, no es tarea fácil, si antes no hemos creado un clima de confianza en todos los ámbitos posibles y en la convivencia.

¿Puedo imponer mi criterio?

También es esencial recordar que nuestras expectativas y deseos propios no deben imponerse sobre las decisiones de nuestros hijos en materia de relaciones.

Aunque podemos ofrecer nuestra perspectiva y compartir nuestras preocupaciones, al final, ellos son los que toman las decisiones. Debemos respetar su autonomía y permitirles aprender y crecer a través de sus propias experiencias.

Si esto no se cumple, tarde o temprano necesitarán distancia.

Una opción  que funciona muy bien cuando no podemos gestionar la comunicación con los adolescentes en cuestiones afectivas y/o sexuales, es proponerles acudir a un profesional de la psicología y sexología para resolver las dudas sobre lo que es una relación sana. En muchas ocasiones no se sienten cómodos tratando temas tan personales con los propios padres. Recibir información de un experto les despejará las dudas.

En resumen, para que los adolescentes puedan confiar en sus padres en cuestión de relaciones de pareja, hay que escucharles sin juzgar, no opinar sobre ellos ni sus parejas si no nos han pedido consejo, y darles diferentes alternativas para resolver sus dudas.

Si te interesa, aquí tienes un artículo sobre como hablar de sexualidad con tus hijos: http://evadiezpsicologia.es/como-hablar-de-sexualidad-con-mis-hijos/

Otros temas para abordar en familia: http://evadiezpsicologia.es/escuela-de-padres/

Un caso real de estrategia para tratar con los hijos: https://expertosenpsicologia.com/el-carino-no-se-mendiga/

Etiquetas: